Con la nueva actualización que ha tenido la aplicación de Instagram, la misma permite hacer un re post de una imagen que hayas publicado en tu perfil de Instagram hacia tus historias, lo cual ha hecho que muchas personas agradezcan a los desarrolladores ya que era una funcionalidad que estaban esperando o por lo menos la gran mayoría.

Antes podías hacer esto, pero de una forma un poco más complicada, utilizando aplicaciones de terceros como lo son regram, ahora las cosas se han facilitado porque no es necesario que descargues aplicaciones de tercero que además ocupan espacio extra que puedes ahorrar utilizando solamente la aplicación original.

¿Cómo compartir una publicación de Instagram en las historias?

Imagen cortesía de pixabay.es

Para esto solamente debes estar con la pantalla enfocada en la foto que seas publicar en tus historias, verás las opciones que siempre aparecen, siendo ‘’Like’’ o ‘’me gusta’’ Comentar, enviar. (Siendo en orden respetivamente, sus íconos son un corazón, un globo de texto y un icono como de avión de papel).

Seleccionas la opción de enviar (La tercera opción), pinchas con un toque y te darán distintas opciones, desde enviar la foto a cualquiera de tus contactos y amigos por mensajería privada o bien para republicar en las historias de tu Instagram, sin tener que estar cargando la foto una y otra vez.

El siguiente paso una vez hecho esto es escoger el destino al que quieres que vaya tu imagen, si quieres mandarla por una conversación privada a través de Instagram Direct Message o bien seleccionarla a tu historia. Si lo que quieres es la primera opción la foto se comparte automáticamente al chat, pero si escoges la segunda, se abrirá el editor de imágenes, donde vas a poder añadirle GIF animados, emojis, Stickers y demás ediciones para adornar más la historia antes de subirla.

Al momento de subirla

Imagen cortesía de pixabay.es

            Como se trata prácticamente de un reposteo de imagen, la foto que vas a publicar se cargará en el editor como fue mencionado anteriormente, te permitirá (como si fuera un capture de pantalla o algo similar) mover la imagen, rotarla 180 360 grados o la variedad que quieras, colocar la foto de forma más grande o más pequeña si quieres que se noten ciertos detalles. También podrás colocar anotaciones, dibujos o lo que quieras, lo que hace que sea muy útil ya que no tienes casi ninguna limitación, al igual que subieras una foto normal a las historias.

Una vez que termines de editar la foto que quieres subir, solamente tienes que pulsar o tocar el botón d enviar, para que la foto se publique automáticamente en tus historias de Instagram¸ de hecho Instagram se asegura que ese es el destino que quieres para tu foto y te preguntará de nuevo si quieres compartirla en las historias o si prefieres mandarla a un amigo.

Como lo que quieres hacer es compartirla en tus historias, debes ignorar el cuadro de texto que dice ‘’sugerencias’’ y enfocarnos en el que aparece ‘’Tu historia’’ que al lado derecho contiene un botón azul que dice compartir en letras de color blanco. Cuando lo hayas pulsado tu historia se habrá cargado correctamente y el resto de personas podrá visualizarlas sin problemas.

Cabe destacar que las personas que hayan visto la publicación en tus historias, como se trata prácticamente de una re-publicación los usuarios (cualquiera, independientemente de que sean tus contactos o no) que la hayan visualizado, tendrán entre las opciones disponibles ver la publicación original, es decir, podrán saber de dónde has sacado la foto que subiste a tus historias.

La manera de hacer esto es tocando la foto, te mostrará un globo de texto que dice ‘’ver publicación’’.